¿Pasas muchas horas tecleando en tu ordenador y el frío pasa factura a tus dedos? ¡Existe una maravillosa solución! Con unos guantes USB dile adiós a tus manos heladas y escribe si te atreves, en la terraza de tu casa en pleno invierno.

Bueno, tampoco es necesario que te pases de valiente. Pero lo que sí es cierto es que a veces, aunque tengamos en el cuarto, en la habitación o en el despacho un calefactor con el que tratar de combatir el frío, el calor no acaba de llegar a nuestras manos. Si eres redactor o estudiante y te pasas horas y horas picando teclas como si no hubiese un mañana, probablemente tus manos terminan tan heladas su jornada. Y pese a que acabas poniéndolas ante la estufa a ver si así se les sube la temperatura, la cosa no mejora.

Si es tu caso, si las manos se te ponen como dos témpanos de hielo ante el monitor de tu PC o, vete tú a saber, mientras juegas a tu videojuego favorito, estos guantes con usb que apenas consumen y cuyo precio invitan a ser comprados, pueden ser la solución a esa calefacción que no le llega a tus dedos.

Comprar guantes USB

Vale, es cierto es que los dedos no los vas a tener tapados. Pero al comprar unos guantes USB y probarlos verás que no hace falta. El calorcito con el que se inundarán tus manos será transportado a ellos de manera eficaz y hasta divertida. El suyo es un mecanismo parecido al de un chupete; esto es, te los pones, los conectas al primer puerto USB que encuentres cerca de tu ordenador y a vivir la vida sin ese frío que echa para atrás.

Un gadget inventado, cómo no, por los japoneses que poco a poco se va colando en nuestra rutina y que para quienes escriben muchas horas, puede ser un remedio, más tecnológico que casero, ideal.

Arriba