El adaptador USB es sin lugar a dudas uno de los más comunes y que mejores prestaciones ofrece en el mercado actual. Sus dimensiones hacen que sea práctico y fácil de llevar y es ideal para conectar tu ordenador de sobremesa o el portátil a internet de manera inalámbrica.

¿Para qué sirve un adaptador de red inalámbrico USB?

La respuesta depende de la situación en que te encuentres. Imagina que cuentas con un ordenador o portátil que no alcanza a conectarse al router mediante un cable de red. Es ahí donde deberás optar por hacerlo de manera inalámbrica mediante uno de estos dispositivos. De esta manera dispondrás de internet sin necesidad de cables.

Para casos como el de un portátil, el adaptador USB es ideal dadas sus dimensiones, ya que por ejemplo un access point ocupa mucho espacio y podría resultar incómodo. Lógicamente, debes confirmar que el equipo cuenta con un puerto USB, ya que en caso de no tenerlo tendríamos que optar por una placa PCI para poder conectarse a la red inalámbrica.

Lograr una buena velocidad de transferencia de datos de manera inalámbrica hará que puedas disfrutar de vídeos en alta definición, música en streaming o jugar online sin preocupaciones ni inesperados cortes. A través de las tecnologías USB 2.0 o 3.0, podrás disfrutar de una conexión a internet de lo más satisfactoria, veloz, fiable y segura.

Comprar adaptador USB

A la hora de decidirse qué adaptador USB es mejor comprar, tienes que tener en cuenta al menos un par de aspectos. Uno, saber a qué tipo de red quieres conectarte, ya sea una red wifi común, como podría ser ‘a’, ‘g’ o ‘n’ o si vas a hacerlo por medio de las denominadas de banda dual, que siguen el estándar wifi ‘ac’. Este tipo de estándar otorga mucha más velocidad de transferencia, logra captar mejor la señal y aporta mayor cobertura.

El segundo factor a considerar es si la distancia entre tu ordenador o portátil respecto al router es muy grande. Es conveniente que el adaptador escogido cuente con una antena externa y orientable, algo que permitirá que puedas decidir la posición a la que apunta la misma, logrando un mayor rendimiento. Si por el contrario consideras que no es necesario, puedes adquirir uno sin antena.

Otras características que no influyen en el rendimiento pero que pueden ser importantes para muchas personas a la hora de comprar un producto son el tamaño, la marca o las funcionalidades, entre otras. Por ejemplo, en el caso que te desplaces muy a menudo con él, sería interesante que te decantaras por uno de pequeño.

En el mercado actual existen diferentes marcas y precios asequibles. Hay adaptadores wifi para PC que pueden encontrarse desde 5 o 10 euros. No obstante, lo habitual es que los de mayor calidad ronden los 20 euros. Trata de encontrar uno que se adapte a tus necesidades, que sea compatible con el sistema operativo de tu ordenador y asegúrate que disponga de un gran alcance si es lo que realmente buscas.

Arriba