No hay dispositivo que se tercie que no haya implementado el cable USB. Desde cualquier Smartphone hasta cualquier cámara de fotos, se trata de un accesorio imprescindible ya no solo en el hogar, sino también cuando salimos de él. Si quieres transferir los archivos a tu ordenador porque te estás quedando sin memoria, es de vital importancia que tengas uno.

Un accesorio irremplazable: carga tus dispositivos y vacía la memoria

Un cable USB sirve para muchas otras cosas. Por ejemplo, para poder cargar tu teléfono móvil. La gran mayoría de marcas de referencia como Samsung, Sony o HTC, entre otras, permiten que conectando nuestro terminal al PC por medio de este accesorio, nuestra batería comience a aumentar.

También es ideal para múltiples dispositivos electrónicos que hoy en día utilizamos con asiduidad, como por ejemplo los reproductores MP3. El cable USB nos permite en este sentido pasar las canciones desde nuestra computadora a una gran velocidad.

Lo mismo sucede con las cámaras de fotos o de vídeo. Cuando la tarjeta de memoria no dispone de suficiente memoria para seguir capturando momentos o realizar grabaciones, es momento de vaciarla a nuestro PC. Y es ahí donde un cable, si puede ser 3.0 mejor que mejor, nos allana el camino.

La versión 2.0, que data del año 2000,  es sin duda la más popular y utilizada. Cuenta con una potencia de 2,5W (lo que permite que pueda utilizarse para cargar dispositivos) y llega a una velocidad máxima de 480 Mbps a la hora de transferir archivos. Por su parte, la versión USB 3.0 es la que más enteros está ganando en la actualidad y la más recomendada, ya que alcanza una transferencia tanto teórica como máxima de hasta 5 Gbps, además de una potencia de 4,5W, prácticamente el doble que su predecesora.

Los discos duros también funcionan con este sistema a la hora de transferir documentos, películas o música. E igual sucede con los cargadores de baterías externas, que vienen por defecto con este sistema para poder cargar nuestro teléfono inteligente.

Comprar Cable USB

Comprar un cable USB no supondrá un gran desembolso para tu bolsillo, pues suelen encontrarse baratos, tal y como puedes observar en nuestra tienda. ¿Qué tienes que tener en cuenta a la hora de decantarte por uno u otro? Pues muchas personas valoran que sea práctico, que cuente con una importante longitud y que sea fácil de llevar a todas partes sin que suponga un problema.

También se debe valorar que tenga una buena apariencia y un buen acabado, es decir, que disponga de materiales de calidad. Más allá de lo externo, no menos trascendente es que el cable USB ofrezca un gran rendimiento en cuanto a velocidad de transferencia y que lógicamente sea compatible con el dispositivo móvil que vamos a utilizar con él. Por ello, uno que cuente con la versión 3.0 puede ser la solución.

Tienes que tener en cuenta también que cuente con un ciclo de vida duradero, una de las características principales de los cables USB que cuentan con un puerto micro USB, a diferencia de los mini USB cuya vida ronda las 5000 conexiones y desconexiones. En el caso del micro USB, se permiten realizar el doble de conexiones y desconexiones, si bien un buen uso del mismo puede alargar el número de éstas notablemente.

 

Arriba