Una minicadena USB poco se parece a las de antaño. Su diseño elegante y compacto, el sonido de la música al reproducirse y la opción de escuchar todo y cuanto quieras por medio de un puerto USB hacen las delicias de quienes adquieren una.

Minicadena USB, un dispositivo en constante evolución

Y es que no hace tantos años, en una minicadena no había hueco ni para los CD’s ni se contemplaba la aparición del puerto USB. Lo normal era escuchar la radio, poner algún que otro vinilo y no parar de bailar con las cintas de cassette que comprábamos en las gasolineras. También era divertido cuando grabábamos nuestras canciones favoritas con la voz del locutor de por medio.

Pero, como decíamos, esto pasaba antes. Ahora se llevan unas minicadenas que incorporan las novedades tecnológicas del siglo XXI y que han dado paso ya no sólo a los CD’s, sino a todos los formatos habidos y por haber. La conexión Bluetooth, en este sentido, también es culpable de estos avances en un equipo imprescindible en todo salón.

Comprar minicadena USB

Una minicadena USB se puede comprar a un precio barato dependiendo de sus características, que normalmente vienen especificadas por el fabricante. Hay muchas marcas y modelos, pero si estás buscando una que sea mini es porque precisamente necesitas una que no ocupe mucho espacio, sea práctica y ofrezca un bajo consumo, que la vida está muy cara. Escucha la radio a todo trapo, tus canciones favoritas o incluso un podcast con una de ellas.

Si te has descargado tu programa favorito al ordenador y quieres reproducirlo en una minicadena con USB, con transferirlo a un pendrive y conectarlo a ella podrás hacerlo. Las hay que vienen también con Bluetooth, por lo que también podrás reproducir cualquier archivo que se encuentre en tu smartphone o tablet. Un auténtico clásico de todos los hogares que se ha renovado para seguir dando guerra. Y lo que le queda.

Arriba