Si existe un accesorio que no puede faltar en una escapada ese es la batería USB. Ésta va a ser la responsable que en ningún momento ni nuestro Smartphone ni nuestra tablet se queden sin batería. En su interior acumula toda la potencia suficiente para alimentar nuestros dispositivos portátiles.

Batería externa USB, dejarás de depender de una toma de corriente

El uso de la batería usb está indicado sobre todo en días en los que sabemos que no vamos a disponer de un enchufe. Por ejemplo, cuando vamos de concierto a otra ciudad y empleamos el móvil para hacer fotografías y grabar vídeos el porcentaje de energía restante baja considerablemente. O en días en los que esperamos una llamada importante y no podemos quedarnos sin batería.

Para ello existe ésta, que al ser externa, cabe en cualquier sitio como el bolso o la guantera del coche. La batería USB debe estar lógicamente cargada para que cumpla con su cometido, algo que no requiere de mucho tiempo y que sirve para sacarnos en más de una ocasión del atolladero.

Comprar batería USB

Una batería USB es barata, cómoda y según el modelo que selecciones, más o menos veloz en su función. Las hay que incluyen hasta doble puerto USB para conectar dos dispositivos. Por alrededor de 20 euros puedes comprar una que no pese mucho, que cargue rápidamente (comprueba previamente su capacidad) y que sea de una marca contrastada.

Huelga decirlo, pero por si las moscas: tiene que ser compatible con tu dispositivo, ya sea un móvil o una tablet. Hoy en día la mayoría de los fabricantes (Samsung, Samsung, LG, HTC, etcétera) utilizan el micro usb para este tipo de conexiones, así que en principio no deberías tener ningún problema con cualquiera que elijas. Dicho esto, a pocos accesorios le sacarás mayor partido que a una batería USB, así que a por ella.



Arriba