Disponer de una pantalla USB es lo idóneo para evitarse complicaciones a la hora de conectar tanto el ordenador a ella como para emplearla para visualizar contenidos que tengamos almacenados en una memoria externa, como bien pueden ser películas, series o programas.

Debes de saber que existen diferentes puertos tanto en pantallas como en monitores. En ellos puedes conectar cualquier dispositivo siempre y cuando cumpla con los requerimientos energéticos. Estos suelen venir serigrafiados en la placa trasera de conexiones y los puertos con un mayor amperaje (A) sirven para alimentar a dispositivos como pendrives o discos duros externos.

Por ello es de vital importancia contar con una pantalla con USB. Además de poder conectar a ella el ordenador de sobremesa con un cable como el que usa para la impresora con el puerto USB cuadrado, también es posible conectar periféricos tan habituales como el ratón o el teclado gracias al puerto USB rectangular.  

Comprar pantalla USB

En el momento de comprar una pantalla USB es necesario que sepas que no es lo mismo una diseñada para usarla como monitor que una diseñada con funciones de Smart TV, con la que sí es posible reproducir todo lo que tengamos almacenado en un pendrive, en este caso contenido multimedia. En nuestra tienda dispones de las mejores marcas y una amplia gama de la que seleccionar la que más te convenga. En cualquier caso, es importante que observes con detenimiento las características y especificaciones para no llevarte sorpresas al recibirla.

Otra de las cosas en las que debes fijarte es en el tamaño. El número de pulgadas hace que su precio sea mayor o menor, así como la marca y sus funciones. Si necesitas una pantalla con USB para el ordenador te saldrá más económica que una que sea con funciones de Smart TV. En cualquier caso, ambas ofrecen unas prestaciones muy atractivas a un precio más que accesible.

Arriba