Una mini cámara USB que permita la grabación en tiempo real, que disponga de micrófono, que pueda hacer fotos y que además sea invisible a los ojos de las personas es lo que seguramente estés buscando si has llegado hasta aquí. Y sólo decirte que has acertado. ¡Sigue leyendo porque esto va  interesarte!

¿Te imaginas poder pillar todo aquel que mete mano en tus cosas sin que él se entere? ¿Tienes un trabajador a cargo y sospechas que no es trigo limpio? ¿O un negocio en el que no salen las cuentas y tienes sospechas que es por alguien en concreto? Tanto si es así como si lo único que buscas es vigilar ciertas áreas en concreto, la mini cámara con USB hará ese trabajo por ti.

Sí, porque esta micro cámara USB se puede colocar en los lugares más inhóspitos de cualquier hogar. Ya sea en una estantería o detrás de un marco con fotos, nadie se dará cuenta que está ahí. Y mientras tanto, tú, con tu smartphone, podrás ver lo que está sucediendo en todo momento.

Comprar mini cámara USB

El precio, como ves en nuestra tienda, es muy competitivo para un dispositivo que cumple con creces su cometido. Es compatible con cualquier teléfono móvil (también iPhone y iPad) así como con tablets, ordenadores de sobremesa o portátiles. Gracias a su conexión USB, puedes ver las grabaciones en cualquiera de estos equipos y mediante WiFi es posible ver en tiempo real lo que está grabando, normalmente en calidad HD y con visión nocturna infrarroja incluida.

Aunque es preciso leer lo que incluye cada modelo de mini cámara con USB al comprarla, hay algunos que traen de serie la tarjeta Micro SD donde se almacenarán las grabaciones, capturas y fotos. Lo normal es que ésta tenga una capacidad de 8G, aunque siempre se puede modificar dependiendo de las necesidades que tengas.

Arriba