Si dispones de una Raspberry Pi, el cable USB con interruptor no debe faltar para poder cargarla en todo momento y poder disfrutar de todas sus peculiaridades. Hay que saber que este cable no sirve como cable de datos, así que quedas avisado.

Aunque imaginamos que si estás aquí ya sabes lo que es, una Raspberry es un ordenador de tamaño minúsculo comparado con los convencionales, muy barato y creado con la premisa de que cualquier niño amante de la tecnología pueda programar mientras aprende aspectos de la informática, la electrónica y el mundo conectado en el que vivimos.

Es tan pequeña la Raspberry, que nos cabe en una palma de la mano. Pero aun siendo así de diminuta, con ella se pueden hacer auténticas barbaridades. Conectándola a una televisión o un monitor, cuenta con los suficientes puertos para tener acceso a internet, conectar un teclado o un ratón o disfrutar de los archivos que tengamos en un pendrive o disco duro externo. Una auténtica pasada para este micro ordenador del tamaño de una tarjeta de crédito.

Comprar cable USB con interruptor

Como bien sabrás, una Raspberry Pi no cuenta entre sus características con un botón de encendido y apagado, y es ahí donde entra en escena el cable USB con interruptor que puedes comprar en nuestra tienda a un precio realmente barato. Lo que vas a conseguir con este cable es poder cortar la energía entre la fuente de alimentación y el conector USB sin necesidad de desconectarlo de la pared.

Cuenta con un puerto micro USB compatible también con otros dispositivos a cargar como pueden ser smartphones o tablets, si bien, como decíamos al principio, no está creado para transferir archivos desde tu PC al dispositivo seleccionado. En una Raspberry Pi no necesita ningún tipo de instalación, algo que todavía lo convierte en un accesorio más práctico si cabe.

Arriba