Si estás hasta el gorro de los cables, has dado en el clavo: un teclado USB es lo que andas buscando. Te preguntarás: ¿y en qué se diferencia de uno convencional? Pues básicamente en cuatro letras: nada. Tienen las mismas teclas, las mismas letras y un precio calcado. ¿A qué estás esperando?

Aprovecha las ventajas que ofrece la tecnología USB

Si pasas muchas horas frente al ordenador es que o bien trabajas en una oficina, o bien eres un periodista, escritor o redactor que se pasa horas y horas picando con la pantalla de testigo. Tanto si es así como si no, si te has parado a analizar cómo es un teclado con usb es porque posiblemente te interese hacerte con uno.  

Pues bien, como puedes observar en nuestra tienda disponemos de un amplio abanico de este tipo de teclado, cuya principal y seguramente única diferencia con uno tradicional —de esos que venían con los ordenadores de sobremesa décadas atrás— es que gracias al puerto USB te vas a librar de ese molesto cable que en ocasiones no llega y en otras se pasa.

Comprar teclado USB

Así, si tu viejo teclado ha pasado a mejor vida, es momento de actualizarse y modernizarse y aprovechar al máximo las opciones que nos proporciona hoy la tecnología, por lo que comprar un teclado USB no es de ninguna manera una idea rocambolesca. Su instalación, además, es coser y cantar: bastará con colocar el conector que viene en la caja en el puerto USB del ordenador y voilà.

En la mayoría de los casos no es necesario ni colocar CD’s de instalación de drivers ni nada por el estilo. Los precios, como sucede con el resto de teclados, varían según la marca, los acabados, si se trata de un teclado gaming, mecánico o de membrana, entre otras características. Así que en este sentido, dependerá de ti seleccionar el que mejor se adapte a tus necesidades. ¡Suerte!

Arriba