Ilumina las noches oscuras en tu escritorio con una fantástica lámpara USB que no solo es la mar de chula, sino que también es perfecta para darle luz al teclado simplemente conectándola a cualquier puerto USB tanto del ordenador de sobremesa como del portátil.

La potencia lumínica de éstas depende del modelo, escogerás una u otra según tu situación. Si las bombillas que iluminan tu cuarto te parecen insuficientes o, por el contrario, te molestan más de la cuenta, una lámpara USB puede solucionar ese inconveniente.

¿Qué te puede aportar una lámpara con entrada USB?

Aunque puedes pensar que se trata de un gadget que no resulta imprescindible, debes tener en cuenta que éste es exclusivo, práctico y económico. Así que si quieres formar parte del club de quienes poseen una preciosa lámpara con usb, es tu momento.

Como puedes ver en nuestra tienda, disponemos de muchos tipos y diseños. Incluso algunas vienen con un pequeño ventilador incluido, para esas noches de verano en las que deseas que la brisa golpee tu rostro. Una auténtica pasada. Y lo mejor, es que se venden a un precio irrisorio.

Comprar lámpara USB

Antes de comprar una lámpara USB no está de más que sepas algunas de sus bondades. Por ejemplo, que la gran mayoría cuentan con luces LED o, traducido, consumen nada y menos y pueden durar hasta 25 años. Según la potencia que escojas entre la selección con la que cuentas, puedes usarla perfectamente como sustituta de las que van enchufadas a la corriente.

Hay algunas que incluso vienen con distintos modos para según qué momentos. Porque como no es lo mismo leer, estudiar, relajarse y soñar, cada situación requiere su ambiente. Está todo pensado, incluso incorporan temporizador por si te duermes con la luz encendida. En fin, tanto si tienes el escritorio en la habitación como si no, una lámpara USB es la perfecta compañera para las noches de oscuridad.

Arriba